SOBRE MÍ

Mi nombre es Eduardo Sanchiz Sauras. Nací en Madrid hace 44 años. Estudié Derecho en la Universidad de A Coruña.

La totalidad de mi trayectoria profesional se ha desarrollado esencialmente en el ámbito del derecho civil. En el transcurso de casi dos décadas de trabajo en mi despacho en Vigo, he constatado que las razones de la expansión de mi despacho en número de asuntos encomendados en las distintas áreas, así como de la fidelidad de los clientes no son otras que estas:

Accesibilidad: tengo la absoluta convicción de que la relación cliente-abogado requiere de más tiempo, detenimiento y conversación sosegada que la primera exposición de antecedentes y entrega de documentación por el cliente. Sé que el cliente necesita saber que puede contar con su abogado; y he oído en muchas ocasiones como principal queja del trabajo de algún compañero la dificultad en mantener un contacto fluido con su abogado.  Mi trabajo requiere de muchas horas… pero el día tiene muchas.

Información concreta y rigurosamente realista de la prosperabilidad legal de las pretensiones del cliente: el abogado no dispone de una "bola de cristal" que le permita conocer de antemano el contenido de la Sentencia que llegará a dictarse, pero puede y debe dar una información realista de si la información veraz y los medios de prueba que pueda facilitar el cliente le permiten defender aquello en lo que la ley esté de su lado. No me interesa iniciar un pleito que no pueda ganarse. Si el cliente no termina satisfecho no compartirá una buena opinión de mi trabajo. 

Información completa y rigurosa de los costes del procedimiento, incluyendo a todos los profesionales que deben intervenir en él (con entrega de presupuesto firmado por mí): sé que las sorpresas económicas estropean el trabajo bien hecho.

Información permanente al cliente de la evolución judicial o extrajudicial del asunto encomendado: el abogado que no informa al cliente sin duda no ha sabido entender la importancia de lo que se ha puesto en sus manos.

No dude en contactar conmigo.